lunes, mayo 01, 2006

Hoy: Tristeza...


Tristeza
(Alphonse Lamartine)

Devuélvame, decía, a la afortunada orilla
donde Nápoles reflexiona en un mar de azul
sus palacios, sus laderas, sus astros sin nube,
donde el naranjo florece bajo un cielo siempre puro.
¿ Que tarda? ¡ Vayámonos! Todavía quiero ver de nuevo
Vesubio encendido saliente del pecho de las aguas;
quiero de sus alturas ver levantarse la aurora;
Quiero, guiando del que adoro,
volver a bajar, soñando, de estas risueñas laderas;
Soy en los rodeos de este golfo tranquilo;
regresemos sobre estos bordes a nuestros pasos tan conocidos,
a los jardines de Cintia, a la tumba de Virgilio,
cerca de los pedazos dispersos del templo de Vénus:
Allí, bajo los naranjos, bajo la vid florida,
cuyo pámpano flexible en el myrte se casa,
y trenza en tu cabeza una bóveda de flores,
al ruido dulce de la ola o del viento que murmura,
sólo con nuestro amor, sólo con la naturaleza,
la vida y la luz tendrán más dulzuras.

De mis días pasados la antorcha se consume,
se apaga por grados al soplo de la desgracia,
O, si lanza a veces una luz débil,
es cuando tu memoria en mi pecho lo vuelve a encender;
no sé si los dioses me permitirán por fin
terminar aquí abajo mi día penoso.
Mi horizonte se limita, y mi ojo incierto
atrévete a extenderlo apenas más allá de un año.
Pero si hay que perecer por la mañana,
si hace falta, sobre una tierra a la felicidad destinada,
dejar escapar de mi mano
esta copa que el destino
parecía tener para mí de rosas coronada,
les pido a los dioses sólo guiar mis pasos
hasta los bordes que embellece tu memoria querida,
de saludar de lejos estos afortunados climas,
y de morir a los lugares donde probé la vida.


VIEJA CANCIÓN INGLESA
(Alphonse Lamartine)
I dare not ask a kiss
Ni un beso... ni siquiera una sonrisa
he de pedirte yo.
Con la dicha de un beso de tus labios
no ha soñado jamás mi corazón.
¿Sabes tú lo que quiero, lo que ansío
en mi amoroso afán?
Sólo besar el aire embalsamado
que son tus alas te besó al pasar
(Versión de Ismael Enrique Arciniegas)




Alimentando el alma....Freyja

Los invito nuevamente a visitar 2 espacios bellos:

Uno esta lleno de poesía y amor...aquí en Na Escuridao da Noite

y este otro espacio esta lleno de Cultura donde se muestra al mundo que la cultura siempre esta...aquí en Culturas II



(Foto disponible en: Imágenes Google)
Copyright © Freyja

4 comentarios:

GUINEVERE dijo...

"sólo me deseo besar el aire embalsamado..." Bellisima frase.

Sr.Marqués dijo...

Napule è mille culure / Napule è nu sole amaro / Napule è addore e' mare.
Los pueblos que se establecieron en la bahía fueron doblemente sabios. Su herencia dejó una elegancia menor que la septentrional, pero también un mayor conocimiento de la vida. Ritornare a Napoli se siente tantas veces como necesidad porque cada lugar que se mira atrae de forma especial.

Juan dijo...

muy lindo, srta. Freyja ( !me cuesta tanto escribir su nombre que en cualquier momento pasar a ser Srta. F !)

saludos

Sr.Marqués dijo...

En la imagen actual de Freyja no todo parece bucólico y pastoril. Los nórdicos resultaron algo maltratados por nuestra recelosa cultura mediterránea y los bárbaro-fóbicos les fabricaron una negra imagen de comedores de arenques con cuernos en la cabeza.
Cuando las hordas de rubias inundaron las playas del sur con aquellos bikinis que cortaban el hipo la cosa mejoró mucho.
Como del roce nace el cariño no es obligatorio que la comunión de los pueblos sea un asunto espiritual.