domingo, abril 02, 2006

Hoy: El Poeta es un Fingidor


El Poeta es un Fingidor(Fernando Pessoa)

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que en verdad siente.
Y, en el dolor que han leído,
A leer sus lectores vienen,
No los dos que él ha tenido,
Sino sólo el que no tienen.
Y así en la vida se mete,
Distrayendo a la razón,
Y gira, el tren de juguete
Que se llama corazón.


Que maravilla estas líneas.....el poeta es un fingidor...
No, nadie puede mentir ante el dolor que él sintió....Pessoa hermoso Pessoa como salen esos sentimientos que la vida no te entendió y tampoco te regalo la paz...
Nunca fuiste un fingidor........solo dejaste hablar tu corazón a gritos que nadie lo escucho...


... Freyja


(Foto disponible en: Imágenes Google)
Copyright © Freyja

10 comentarios:

GUINEVERE dijo...

Pero estoy de acuerdo. Un poeta no siempre escribe lo qué él mismo siente, sino lo que ve en otros. Recuerda que no todo lo que escriben los escritores, aún los poetas, es su realidad.

antona dijo...

Pues tu eres una de las mejores"Fingidoras" que conozco
salu2

Nosferatu dijo...

sueños ke expresan lo ke la vigilia no alcanza a expresar, rostros ke son solo cáscaras y en realidad están vacíos, máscaras ke hacen emerger una presencia.
Pessoa, con su incesante júbilo por ser nadie, su incansable transitar entre sus múltiples seudónimos.
lo más profundo es la superficie.

Porquê? dijo...

Gracias por este himno a nuestro gran poeta, Fernando pessoa!
besos

Amor dijo...

Si no sabemos si somos de verdad, ¿cómo evitar fingir? Freyja bonita, ¿tú eres de verdad o te he soñado yo?

Anónimo dijo...

...
El silencio en mi cuarto es nada,
con el ruido que hay en mi alma,
en la respiración de mis poros,
solo lágrimas sin besos,
solo heridas con recuerdos,
gota de tristeza
pendiente de mi boca,
con sabor a dolor
y olor a locura
...

quieres el resto???

rockdrigo82@hotmail.com

Anónimo dijo...

Rockdrigo menuda porqueria de "poe sia" primero en tu cuarto hay ruido? en el alma hay más? porque hay ruido?poro respira...y metes luego a un lacrimal... inconexo y cuando hay lágrimas te encuentras una gota con una herida metida por medio...sabor sí la única acción correcta en el escrito,pero olor?huelen las lagrimas?cuando lloras acongojado se tapona la nariz además...cambia todo pon lágrimas con besos y al menos elruido del alma será el grito de placer la locura el aroma, pero hacerte yo todo,...lee tus frases o deja de creerte poeta.Por cierto jamás estuve de acuerdo en esta forma de ver la poesía de Pessoa,no estoy de acuerdo en que un poeta sea un fingidor,los hay y él era el mejor pero si no estás de acuerdo se puede decir.no hay que aplaudir todo por que sí.

Freyja dijo...

Anonimo

Siempre las letras hablan mas, y cada uno tiene su forma de interpretar un poema.
Para descubrir mas aun poeta siempre es bueno leer su biografia y vida, ahí se entiende mas porque se escribe así.
La poesía es la magia de dejar hablar el alma, solo el que la escribe sabe lo que siente y los lectores tratamos de leer con toda el alma, pero jamás llegaremos al alma del poeta.
Veo que no te gusta Pessoa, cada poeta tiene su esencia y magia, la vida misma que llevo Pessoa, bueno cada uno sabe y es libre que poeta le gusta.
Pero acepto tus criticas pero no estoy de acuerdo contigo.
que estés bien y gracias

Freyja

]E dijo...

Freyja, pero que ridiculeces dices. Para ser poeta no se usa la poesía. No te burles de está presa cuando la dejas agonizando en este caos dopado de "griegos". ¡Ah! Y el rumbo hacia el Espíritu, muy importante. El artista no es campeón de su ruido. No como este bocazas que implora atención.

Me importa un bledo como lo tomes. El enemigo de mi amigo es mi enemigo.
***

Hebert Fayet dijo...

El vino y el bilbaino.
Hebert Fayet

Si quieres escribir un buen soneto
(decía un buen poeta bilbaíno)
debes siempre inspirarte con buen vino
pues sin vino un soneto es incompleto.

Y habiendo terminado ya un cuarteto
mientras bebo este néctar purpurino
muy resuelto y confiado me encamino
al final del segundo y lo completo.

Los tercetos por hoy los he aplazado
ya cansado al llegar la madrugada
y al estar algo ebrio y amargado

pensando que al final no somos nada
y cuando esté el soneto terminado
pensará el que lo lea… ¡Qué cagada!